martes, 26 de julio de 2011

tipos de costos


TIPOS DE COSTOS
Costos semivariables: Son aquellos que tienen una raíz fija y un elemento variable, sufren modificaciones bruscas al ocurrir determinados cambios en el volumen de producción o venta.
Como ejemplo de estos: materiales indirectos, supervisión, agua, fuerza eléctrica, etc.
Características de los costos variables o directos:
  • No existe costo variable si no hay producción de artículos o servicios.
  • La cantidad de costo variable tenderá a ser proporcional a la cantidad de producción.
  • El costo variable no está en función del tiempo. El simple transcurso del tiempo no significa que se incurra en un costo variable.
Características de los costos fijos.
  • Tienden a permanecer igual en total dentro de ciertos márgenes de capacidad, sin que importe el volumen de producción lograda de artículos o servicios.
  • Están en función del tiempo.
  • La cantidad de un costo fijo no cambia básicamente sin un cambio significativo y permanente en la potencia de la empresa, ya sea para producir artículos o para prestar servicios.
  • Estos costos son necesarios para mantener la estructura de la empresa.
Los Costos estimados: Representan únicamente una tentativa en la anticipación de los costos reales y están sujetos a rectificaciones a medida que se comparan con los mismos.
Este sistema consiste en:
  1. Predeterminar los costos unitarios de la producción estimando el valor de la materia prima directa, la mano de obra directa y los cargos indirectos que se consideran se deben obtener en el futuro,
  2. Comparando posteriormente los Costos estimados con los reales y ajustando las variaciones correspondientes.
  3. Constituyen un sistema de costos predeterminados tomando en consideración la experiencia de ejercicios anteriores.
Indica lo que puede costar producir un artículo, motivo por el cual dicho costo se ajustará al costo histórico o real.
De la comparación resulta discrepancias entre lo estimado y lo real conocidas con el nombre de variaciones, mismas que serán una llamada de atención que obliga a estudiar el porque de la diferencia.
Según James A. Cashin.
Obra: Fundamentos y técnicas de la contabilidad de Costos.
Costos primos: Son los materiales directos y la mano de obra directa, los costos directamente relacionados con la producción.
Costos de oportunidad: El valor medible de los beneficios que pudiera ser obtenido al escoger un curso de acción alterno.
Costos fijos: Aquellos costos cuyo total permanece constante en un nivel relevante de producción, mientras que el costo unitario varía con la producción.
Costos variables: Aquellos costos donde el total varía en proporción directa con los cambios en volumen y el costo unitario permanece constante.
Costos semivariables: Son los que poseen las características de ambos costos, los fijos y los variables. Es un costo que varía con la producción pero no es directamente proporcional con los cambios en el nivel de producción.
Según: Backer.
Obra: Contabilidad de Costos, un enfoque administrativo para la Toma de Decisiones.
Costos históricos: son los que se incurrieron en un determinado periodo.
Costos predeterminados: son los que estiman con bases a estadísticas y se utilizan para elaborar presupuestos.
Costo variable: cambia o fluctúa en relación directa a una actividad o volumen dado. Dicha actividad puede ser referida a producción o ventas, por ejemplo: la materia prima cambia de acuerdo con la función de producción y las comisiones de acuerdo con las ventas.
Costos fijos: son los que permanecen constantes dentro de un periodo determinado sin importar si cambia el volumen. Ejemplo: los sueldos, la depreciación, alquiler, etc.
Costos fijos discrecionales: son susceptibles de ser modificados por ejemplo: sueldos, alquiler, etc.
Costos fijos comprometidos: son los que no aceptan modificaciones también llamados costos sumergidos, ejemplo: la depreciación.
Costos semivariables: están integrados por una parte fija y una variable, son ejemplos: servicios públicos, luz, teléfono, etc.
Costos relevantes: Se modifica o cambia de acuerdo con la opción que se adopte, ejemplo: cuando se produce una demanda de un pedido especial existiendo capacidad ociosa.
Costos irrelevantes: son aquellos que permanecen inmutables sin importar el curso de acción elegido.
Costo de oportunidad o sacrificio: es aquel que se origina al tomar una determinada decisión, la cual provoca la renuncia a otro tipo de opción que pudiera ser considerada al llevar a cabo la decisión.
Fuente: http://www.gestiopolis.com/canales/financiera/articulos/no12/costosrelac.htm
Autor:
Giovanny E. Gómez
Costos controlables y no controlables:
Los costos controlables son aquellos que pueden estar directamente influenciados por los gerentes de unidad en determinado periodo. Por ejemplo donde los gerentes tienen la autoridad de adquisición y uso, el costo puede considerarse controlable por ellos.
Los costos no controlables son aquellos que no administran en forma directa determinado nivel de autoridad gerencial.
Costos fijos comprometidos y costos fijos discrecionales:
Un costo fijo comprometido surge, por necesidad cuando se cuenta con una estructura organizacional básica, es decir, la propiedad, planta y equipo, personal asalariado y demás. Es un fenómeno a largo plazo que por lo general no puede ajustarse en forma descendente sin que afecte adversamente la capacidad de la organización para operar, incluso, a un nivel mínimo de capacidad productiva.
Un costo fijo discrecional surge de las decisiones anuales de asignación para costos de reparaciones y mantenimiento, costos de publicidad, capacitación para los ejecutivos y empleados etc. Es un fenómeno de término a corto plazo que, por lo general, puede ajustarse de manera descendente, que así permite que la organización opere a cualquier nivel deseado de capacidad productiva, teniendo en cuenta los costos fijos autorizados.
Costos relevantes y costos irrelevantes:
Los costos relevantes son costos futuros esperados que difieren entre cursos alternativos de acción y pueden descartarse si se cambia o elimina alguna actividad económica.
Los costos irrelevantes son aquellos que no se afectan por las acciones de la gerencia. Los costos hundidos son un ejemplo de los costos irrelevantes. Estos son costos pasados que ahora son irrevocables, como la depreciación de la maquinaria. Cuando se les confronta con una selección, dejan de ser relevantes y no deben considerarse en un análisis de toma de decisiones, excepto por los posibles efectos tributarios sobre sus disposiciones.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada